Entradas

Negocio transfronterizo España-Portugal, ¿cuánto conocemos a nuestros clientes?

El próximo 12 de mayo, S4 Correduría de Seguros impartirá una jornada en la Cámara de Comercio de Badajoz sobre gestión del riesgo financiero . Bajo el título “Negocio transfronterizo España-Portugal, ¿cuánto conocemos a nuestros clientes?” contará con Rubén Santos, Director Insure S4 Credit, y Alexandra Jesus, Directora de la oficina de S4 Portugal como ponentes.

La jornada comenzará a las 19:30 horas y se desarrollará de forma presencial en el Vivero de Empresas “NaveCu4tro” Cámara Badajoz. Todas las personas interesadas en asistir se pueden inscribir de forma gratuita en el siguiente enlace:

INSCRIPCIONES

La gestión del riesgo financiero, clave frente a un escenario inestable

Cuando S4 Correduría de Seguros iniciaba su camino hace más de 20 años, comenzaba también la crisis de las “puntocom”; después vinieron las “subprime” en el 2008, con sus correspondientes olas;  y ahora vivimos un nuevo escenario de incertidumbre, con mayor peso y “culpa” para la energía, combustibles, materias primas o el problema de Rusia.

En este escenario de juego, es razonable pensar y preocuparse por la evolución futura, por el impacto que puede tener en el mercado y cómo repercutirá en clientes y proveedores. Más aún cuando hablamos de negocios internacionales.

Con márgenes más estrechos, el efecto de la inflación, la necesidad de mayores ventas… ¿Qué podemos hacer? La gestión del riesgo financiero es la clave.

Previsiones sobre la morosidad para 2022

La crisis derivada de la pandemia por COVID-19, el ataque a Ucrania, la subida imparable de los precios de las materias primas… El actual panorama socio-económico es inestable para el tejido empresarial. Por ello hoy, el departamento de seguros de crédito de S4 Correduría de Seguros analiza las previsiones sobre la morosidad para 2022.

Los estímulos y ayudas económicas impulsadas por las políticas monetarias centrales implican, junto con la escalada de precios de las materias primas y logística, un crecimiento de la inflación que amenaza con atenuar el esperado crecimiento económico.

Esta situación, acompañada de un mayor endeudamiento y un ajuste de márgenes propiciado por el mayor coste de aprovisionamiento (que no se puede transferir íntegro al cliente), dibuja un escenario futuro cuando menos incierto.

Por todo ello, las previsiones sobre la morosidad para 2022 tampoco son positivas.

Según el último Barómetro de Empresas, elaborado por Deloitte para el diario El País desde 1999, el 62% de los encuestados considera que la economía ha mejorado en el segundo semestre de 2021. Un 51% de las empresas que han participado en el estudio cree que la morosidad aumentará durante el primer semestre de 2022, muy por encima del 4% que espera una disminución.

Los datos de insolvencias y concursos (pese a la moratoria) han empezado a crecer, si bien en términos relativos alto (dado que su punto de partida es muy bajo) de manera absoluta (número de presentaciones) aún en términos poco preocupantes.

Esta situación se ha visto afectada tanto por la moratoria para la obligatoriedad de su presentación como por los estímulos económicos que han permitido el sostenimiento de muchas empresas y autónomos.

Por todo ello, las previsiones de un aumento de morosidad se mantienen altas entre el tejido empresarial. Un 51% de las empresas que han participado en el estudio cree que aumentará durante el primer semestre de 2022, muy por encima del 4% que espera una disminución.

Parece incluso más evidente ese incremento durante el segundo semestre, una vez se empiecen a materializar las obligaciones de devolución de préstamos con garantía ICO.

Fuente: Edición 59 del Barómetro de Empresas elaborado por Deloitte, en el que participa Crédito y Caución como panelista.

¿Qué consecuencias tiene la morosidad en las empresas españolas?

Recientemente, la compañía Intrum ha publicado el Informe Europeo de Pagos. La principal conclusión es que el 42% de las empresas españolas afirma que los impagos le impiden contratar nuevos empleados, aunque dicha cifra ha caído 10 puntos con respecto a 2020, cuando llegaba al 52%.

El abono tardío de facturas y las largas condiciones de pago siguen siendo aspectos problemáticos para el correcto desarrollo de los negocios, con una afectación del 81% y 83%, respectivamente.

Estas cifras van en línea con las principales estadísticas del último Observatorio de Morosidad de Cepyme, publicado a principio de febrero. Así, el 70,5% de las facturas emitidas se abonan con retraso y el periodo medio de pago ha crecido hasta los 82,5 días, por encima de los 60 establecidos por ley. Estos datos evidencian que la reapertura de la actividad no se ha traducido en un impulso del pago de la deuda atrasada.

Este contexto deja patente la necesidad de poner mayor hincapié en medidas para protegerse contra la morosidad, como puede ser el pago por adelantado, las valoraciones de crédito, el seguro crediticio, la petición de garantías bancarias, el ‘factoring’ o contar con el asesoramiento de una empresa especializada en prevención y gestión de impagados.

Todo ello, hace que hoy sea más importante que nunca contar con un aliado como Insure S4 Credit en la gestión financiera y de riesgos.

5 ventajas de la financiación no tradicional

La financiación bancaria de las empresas en Europa supone un 80% del total, mientras que en Estados Unidos es solo del 19%. Hablamos de dos estilos y modelos de financiación casi contrapuestos… Y estos datos ponen de manifiesto modelos de negocio también diferentes. Por eso, hoy analizamos las ventajas de la financiación no tradicional.

Esta diversificación explica en gran medida la mayor capacidad de respuesta para las salidas de las crisis; aguantar momentos de estrés financiero, de tensiones de liquidez, una más rápida creación de empresas después de recesiones…

El sector de financiación privada nos lleva décadas de ventaja, pero gradualmente vamos asimilando estas nuevas fuentes y alternativas de financiación.

En lo que respecta a España, no en vano, en 2015 se regularon por primera vez las plataformas de financiación participativa mediante la Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial.

La dirección financiera de las empresas cada vez es más consciente de los servicios y productos que ofrecen las entidades financieras no bancarias… Tales como préstamos, descuento de pagarés, factoring, confirming, etc. Algunos de ellos se garantizan a través de coberturas de crédito.

Cómo mejorar la capacidad de financiación

Desde el departamento Insure S4 Credit incidimos en 5 de las ventajas que aportan a las empresas las nuevas formas alternativas de financiación, además del objetivo principal de “mejora de la capacidad de financiación”:

  1. Diversificación: Eliminar la dependencia de determinadas entidades, cuyo número y consecuente oferta no para de menguar, limitando las posibilidades de crecimiento de las empresas.
  2. Agilidad: Obviando los trámites extremadamente burocráticos y consiguiendo soluciones adecuadas a las necesidades de cada cliente en tiempo reducido.
  3. No ocupan CIRBE: Los recursos provienen de inversores particulares, que por estar estructurados entorno a SPV de inversión, aunque están regulados, no tienen la obligación de comunicar préstamos al Banco de España.
  4. Variedad: existen numerosos formatos y opciones para estructurar estas financiaciones en el mercado, con una oferta creciente, que además fomenta una competencia que ha ido ajustando los costes en los últimos años.
  5. Asesoramiento personal: la financiación alternativa se plantea de la mano de expertos que estudian cada caso para saber qué solución es la más adecuada. En este sentido, desde Insure S4 Credit ponemos a su disposición la fórmula Easy Financing mediante la cual analizamos cada caso concreto para ofrecer soluciones a medida.

Si necesitas asesoramiento sobre cómo acceder a estas ventajas de la financiación no tradicional, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y uno de nuestros técnicos analizará tu caso sin compromiso.