Entradas

5 ventajas de la financiación no tradicional

La financiación bancaria de las empresas en Europa supone un 80% del total, mientras que en Estados Unidos es solo del 19%. Hablamos de dos estilos y modelos de financiación casi contrapuestos… Y estos datos ponen de manifiesto modelos de negocio también diferentes. Por eso, hoy analizamos las ventajas de la financiación no tradicional.

Esta diversificación explica en gran medida la mayor capacidad de respuesta para las salidas de las crisis; aguantar momentos de estrés financiero, de tensiones de liquidez, una más rápida creación de empresas después de recesiones…

El sector de financiación privada nos lleva décadas de ventaja, pero gradualmente vamos asimilando estas nuevas fuentes y alternativas de financiación.

En lo que respecta a España, no en vano, en 2015 se regularon por primera vez las plataformas de financiación participativa mediante la Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial.

La dirección financiera de las empresas cada vez es más consciente de los servicios y productos que ofrecen las entidades financieras no bancarias… Tales como préstamos, descuento de pagarés, factoring, confirming, etc. Algunos de ellos se garantizan a través de coberturas de crédito.

Cómo mejorar la capacidad de financiación

Desde el departamento Insure S4 Credit incidimos en 5 de las ventajas que aportan a las empresas las nuevas formas alternativas de financiación, además del objetivo principal de “mejora de la capacidad de financiación”:

  1. Diversificación: Eliminar la dependencia de determinadas entidades, cuyo número y consecuente oferta no para de menguar, limitando las posibilidades de crecimiento de las empresas.
  2. Agilidad: Obviando los trámites extremadamente burocráticos y consiguiendo soluciones adecuadas a las necesidades de cada cliente en tiempo reducido.
  3. No ocupan CIRBE: Los recursos provienen de inversores particulares, que por estar estructurados entorno a SPV de inversión, aunque están regulados, no tienen la obligación de comunicar préstamos al Banco de España.
  4. Variedad: existen numerosos formatos y opciones para estructurar estas financiaciones en el mercado, con una oferta creciente, que además fomenta una competencia que ha ido ajustando los costes en los últimos años.
  5. Asesoramiento personal: la financiación alternativa se plantea de la mano de expertos que estudian cada caso para saber qué solución es la más adecuada. En este sentido, desde Insure S4 Credit ponemos a su disposición la fórmula Easy Financing mediante la cual analizamos cada caso concreto para ofrecer soluciones a medida.

Si necesitas asesoramiento sobre cómo acceder a estas ventajas de la financiación no tradicional, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y uno de nuestros técnicos analizará tu caso sin compromiso.

Las insolvencias aumentan en el sector de la construcción

El incremento de precios de las materias primas, el transporte y la energía está deteriorando el riesgo crediticio de las empresas más pequeñas del sector de la construcción en España. De esta forma, bajan también los márgenes de beneficios e incrementan las insolvencias. Éstos son los principales riesgos en el sector de la construcción según un informe publicado por la entidad aseguradora Crédito y Caución.

En España, el sector podría registrar un aumento significativo de las quiebras a principios de 2022, en función la evolución de las medidas de estímulo, el final de las prórrogas de los préstamos bancarios y la velocidad de desembolso de los fondos de la Unión Europea. Esta incertidumbre, junto con el elevado apalancamiento de las empresas y la continua presión sobre los márgenes, provoca un incremento del riesgo de crédito, especialmente entre las empresas más pequeñas activas en el segmento de la construcción residencial.

En este escenario, un buen análisis del riesgo se hace imprescindible para orientar la actividad comercial. Con posterioridad a ello, valorar una cobertura de Crédito es la mejor manera de garantizar la solvencia de las pequeñas y medianas empresas frente a los posibles impagos. El departamento técnico de InsureS4Credit analiza y aconseja sobre las herramientas aseguradoras y financieras que mejor se ajustan a las necesidades de cada negocio para el sector de la construcción.

Aumento de la actividad en 2021 y 2022

Al mismo tiempo, el sector vive un momento de gran actividad y de aumento de demanda.

La llegada de fondos europeos ha disparado el gasto público. Nuevamente, y por segundo año consecutivo el Estado batirá su récord de inversión. LOS PGE 2022 contemplan una partida consolidada que suma 43.419 millones de euros, entre inversiones reales y transferencias de capital; un crecimiento del 10,5% con respecto a las cifras de 2021.

El Estado prevé gastar en 12 meses más que en la suma de los ejercicios 2012, 2013 y 2014, lo que consolidará el crecimiento de la actividad. Esta parte, destinada principalmente a obra pública.

En la parte privada, el sector del inmobiliario ha sido uno de los más impactados por el COVID-19, ralentizando su actividad de inversión. Se han acelerado los cambios estructurales en determinadas tipologías de activo por los nuevos patrones en los hábitos de vida, del trabajo y del ocio.

Se ha registrado un impacto directo en mercado de oficinas, centros comerciales y hostelero, por la caída de demanda en sector empresarial. Impacto coyuntural en logística, inverso (por el crecimiento de ventas online), y el residencial en crecimiento.

Se prevé un cierre de inversión en mercado inmobiliario para el 2021 cercano a los 11.000 millones (frente a los 8.700 millones del 2020).

Productividad e Innovación

McKinsey otorga a la actividad de la construcción un 13% del PIB global, una cifra muy significativa. En cuanto a la productividad, en dos décadas, sólo un 1%.

¿A qué se puede deber este mínimo crecimiento, por no decir estancamiento? Numerosos factores. Deloitte cita, entre otros, las palpables imprecisiones en los tiempos de entrega, en la previsión de costes, un trabajo manual en el que la estandarización de procesos tiene poca penetración y una falta de trabajadores cualificados, sobre todo por la temporalidad en los contratos derivado de un sector marcado por los ciclos económicos.

Seguros de crédito para afrontar los riesgos en el sector de la construcción

El mercado de deuda inmobiliaria llegaba en España a 80.000 millones en 2020, pero se estima que pueda alcanzar el doble al acabar el próximo año 2022. Las moratorias y las ayudas están retrasando el temido efecto de la morosidad, que se espera acabe llegando durante el 2022. Ultimo paquete de ayudas de 10.000 millones para un total acumulado de 50.000 millones.

Se prevé que la tasa de morosidad crezca entre un 30-40%. No habiendo llegado aún esa situación, tanto las empresas como las entidades financieras tienen margen para prepararse y afrontar convenientemente esa situación.