Baños en alta mar, ¿qué accidentes cubre el seguro obligatorio de embarcaciones?

Tras analizar los siniestros que se puedan producir entre la fauna marina y las embarcaciones de recreo, Guillermo Mendía, director técnico del departamento Marítimo y de Transporte de S4 Correduría de Seguros, responde a cuestiones relacionadas con los baños en alta mar. Cuando una embarcación transporta turistas y se les permite el baño, ¿qué tipo de accidentes están cubiertos por el seguro obligatorio de embarcaciones? ¿Meterse en el mar supone asumir el riesgo?

El baño en alta mar entraña ciertos riesgos intrínsecos a la actividad, que pueden conllevar un resultado dañoso sin que concurra necesariamente la culpa o negligencia de un tercero. Por ejemplo, la picadura de un pez venenoso. No siempre cabrá, por tanto, reclamación bajo una póliza que ofrezca garantías de responsabilidad civil. Las pólizas de embarcaciones de recreo, en sus coberturas de responsabilidad civil, hacen referencia con carácter general a las responsabilidades o accidentes derivados del uso de la embarcación asegurada, lo cual no es algo evidente en el caso de la picadura de un animal marino a un bañista.

Otros problemas de encaje o interpretación, que exigirían analizar el caso concreto, pueden darse también en el marco de las garantías opcionales de accidentes contratables dentro de este tipo de pólizas. Éstas suelen hacer referencia a los accidentes sufridos mientras se esté a bordo de la embarcación o en el momento del embarque o desembarque.

Transporte de viajeros y actividades náuticas

Además del Seguro obligatorio de embarcaciones, el transporte público colectivo de personas debe contar con un seguro obligatorio de viajeros. Este tipo de pólizas tienen como objeto fundamental la cobertura de accidentes que tengan lugar con ocasión de desplazamiento en el medio de transporte. Esto podría plantear similares problemas de interpretación o encaje si hablamos de alguien que sufre un accidente cuando se está bañando desde una embarcación.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, y sobre todo cuando se trate de actividades organizadas, siempre será recomendable contratar pólizas específicas para el desarrollo de actividades náuticas o marítimas que complementen las pólizas de la embarcación. Un ejemplo pueden ser las pólizas para el desarrollo de actividades acuáticas (natación, kayaking, submarinismo…) con cobertura tanto de responsabilidad civil como de accidentes.

El seguro de viajes, ¿qué hay que tener en cuenta para este verano?

El verano de 2022 se posiciona como el verano en el que el turismo volverá a alcanzar sus máximas cuotas prepandemia. Las fronteras de numerosos países se han vuelto a abrir y los viajes internacionales vuelven a estar en la mente de muchos de nosotros como destino. Pero también nos hemos vuelto más cautos. Y por eso contar con un seguro de viajes se hace imprescindible para viajar tranquilos. ¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de contratarlo? Te explicamos a continuación algunas de las cláusulas que no pueden faltar en tu póliza.

La principal novedad introducida en el seguro de viajes es el clausulado relativo al COVID-19. Desde S4 Correduría de Seguros recomendamos siempre contratar la prolongación de la estancia en el hotel por tener que realizar una cuarentena médica, declaración de Estado de Alarma o cierre de fronteras. De esta forma, la compañía aseguradora correrá con los gastos de alojamiento de un hotel según las condiciones pactadas. En este caso, se suele establecer un importe diario, por ejemplo, 50 euros al día durante 30 días máximo y en viajes cuya duración sea inferior a 30 días.

¿Y qué pasa con la vigencia del seguro si tengo que prologar mi viaje? De nuevo, recomendamos revisar que dicha vigencia se amplíe en las mismas condiciones, por lo que debe quedar reflejado en el contrato de la póliza.

El seguro de viajes también debe incluir prolongar la estancia por otras causas, por ejemplo, si el asegurado se halla enfermo o accidentado en el extranjero y no es posible su regreso en la fecha prevista. En este caso, además del alojamiento también se recomienda incluir los gastos de manutención.

El seguro de viajes y los gastos médicos en el extranjero

Caer enfermo o tener un accidente durante un viaje en el extranjero puede resultar muy caro. Por eso, desde S4 Correduría de Seguros recomendamos siempre que los gastos médicos-quirúrgicos, farmacéuticos, de hospitalización y ambulancia sean adelantados por la empresa aseguradora. De la misma forma, la póliza debe incluir una cláusula para que, si en el centro médico donde el asegurado sea ingresado solicitan una fianza, ésta sea adelantada por el asegurador.

También es recomendable incluir los gastos odontológicos de urgencia como por ejemplo infecciones, dolores, rotura de una pieza, caída de empastes, etc.

Otras coberturas

Además, los seguros de viajes incluyen también otros aspectos como las coberturas de equipajes en el caso de pérdida o daño; coberturas legales en relación a protección de derechos como viajero y consumidor; y cobertura de retrasos que te garantizan una compensación económica por los daños causado.

Éstos son algunos aspectos que nos pueden evitar sustos e imprevistos en nuestros viajes internacionales. Por eso, para contratar un seguro de viajes que se ajuste a nuestras necesidades, es imprescindibles contar con el asesoramiento de un mediador de seguros.

Los préstamos ICO, protagonistas del segundo trimestre

Este pasado mes de marzo se han cumplido 2 años desde que el mundo se paralizara con motivo de la pandemia por COVID-19. Simultáneamente, la economía se paró, muchas empresas y autónomos vieron sus negocios cerrados y sus ventas caer de forma dramática. Los créditos avalados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) fueron una balsa de salvamento para muchos de ellos, un impulso financiero que venía con 12 meses de carencia que posteriormente se amplió otros 12.

Ahora, con la recuperación económica aún sin despegar y un escenario incierto en el horizonte, empresas y autónomos deben empezar a devolver dichos créditos.

Recientemente, el Gobierno ha facilitado una nueva carencia extra, para sectores sensibles, de otros 6 meses (transporte, agrícola, ganadero, pesca).

A mayores se ha habilitado otra línea de 10.000 millones de euros para paliar las consecuencias del conflicto de Ucrania.

Esta medida junto con las recientes ayudas al combustible, la ampliación del bono energético… Han estado encaminadas a mantener la liquidez del sistema económico y amparar al sector financiero (recordamos la garantía estatal de los préstamos ICO de hasta un 80%).

La morosidad asociada a estos préstamos es extremadamente baja en estos momentos (acorde a la mora bancaria media).

Y ahora, ¿qué?

Tenemos un escenario económico complejo con préstamos y financiaciones de circulante a tipos bajos y una elevada inflación… Bastante presión para el sistema financiero.

Muchos sectores afectados por el incremento de precios de energía, carburantes y materias primas, que redundan en ajuste de márgenes por no poder transferir íntegramente esas subidas a sus clientes.

Más deuda, menos margen, mucha liquidez, y un crecimiento esperado del PIB de un 0,1% en el segundo trimestre del año (según previsiones del BdE).

Parece razonable pensar en un segundo semestre complejo en cuanto al comportamiento de morosidad empresarial.

Financiación alternativa para cumplir con los pagos

Además de analizar y gestionar adecuadamente el riesgo de crédito, es previsible que se relance el crecimiento de las estructuras de financiación alternativa (desarrollos fintech) como vía complementaria a la financiación tradicional, y para refinanciar operaciones de empresas que puedan estar especialmente “estresadas”.

Claves de la reforma de la Ley de Navegación Marítima, la Marina Mercante y Puertos del Estado

El Consejo de Ministros ha aprobado, a propuesta del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), la Ley de Modificación del Texto Refundido de la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante y la Ley de Navegación Marítima. El objetivo es actualizar las normas que rigen el transporte marítimo español a la regulación internacional y europea. También busca adaptarlas a las nuevas necesidades del transporte marítimo. Hoy el departamento S4 MAR, especializado en seguros marítimos y pesqueros, analizamos las claves de la reforma.

Una de las principales novedades del texto es la reforma del Registro de Buques y Empresas Navieras. Se refuerza el papel coordinador de la gestión que se lleva a cabo por parte de la Administración marítima y se mejora su comunicación con el Registro de Bienes Muebles.

Y por primera vez, la nueva normativa incluye una regulación de los llamados buques autónomos o sin tripulación. Así, dichos buques estarán sujetos a las normas generales de navegación.

Náutica de recreo

La actividad náutica tendrá, por primera vez, entidad jurídica propia. La reforma otorga rango de Ley a la definición de dicha actividad, así como a la definición del objeto de la navegación, la embarcación y buque de recreo, como buque civil y no mercante.

Desaparece el régimen de importación y exportación de buques y, en su lugar, se da sustantividad propia a la navegación de recreo. En este sentido, los buques o embarcaciones de recreo abanderados en otros Estados, pero cuyos titulares residan en España, estarán sujetos a las normas nacionales de seguridad y de protección del medio marino.

Se crea el nuevo Registro Especial de Buques y Embarcaciones de Recreo para aquellos que sean objeto de explotación comercial. También se prevé un régimen simplificado de inscripción en el Registro de Buques y Empresas Navieras para embarcaciones de recreo y para motos náuticas. El objetivo es acabar con la disparidad de formas de inscripción existentes en la actualidad.

Reforma de la Ley de Navegación Marítima

Entre las modificaciones introducidas en la Ley de Navegación Marítima se encuentra la regulación del despacho de buques, a la que se añade el término “habilitación” para abrir las posibilidades del despacho no solo a la fórmula de la autorización, sino también a las declaraciones responsables, con el objetivo de agilizar la realización de este trámite.

Se regula también el nuevo Certificado de Registro, que sustituye a los actuales Certificados de Matrícula y la Patente de Navegación, homologando la documentación de los buques españoles a la exigida internacionalmente.

La Reforma de la Ley de Navegación Marítima añade también un nuevo capítulo sobre certificación pública de los expedientes en materia de abandono de embarcaciones de recreo. Con ello, se pretende solventar el grave problema económico y medioambiental para los puertos y otras instalaciones náutico-deportivas que supone el elevado número de impagados y, como consecuencia, de abandono de embarcaciones.

Puertos del Estado

La reforma introduce una serie de modificaciones puntuales en relación al sistema portuario de titularidad estatal. Por ejemplo, se incorpora como servicio portuario el servicio de suministro de combustible y se aclaran determinadas cuestiones que afectan a las tasas de ocupación, de actividad o de ayudas a la navegación de las embarcaciones deportivas o de recreo.

Finalmente, la norma proporciona al Gobierno y a la Administración marítima las herramientas necesarias para hacer frente a circunstancias excepcionales como las vividas durante la pandemia por COVID-19. Incorpora, además, nuevas garantías para evitar potenciales problemas a las empresas navieras españolas ante estas situaciones.

Fuente: Ministerio de Transportes. Movilidad y Agenda Urbana

Previsiones sobre la morosidad para 2022

La crisis derivada de la pandemia por COVID-19, el ataque a Ucrania, la subida imparable de los precios de las materias primas… El actual panorama socio-económico es inestable para el tejido empresarial. Por ello hoy, el departamento de seguros de crédito de S4 Correduría de Seguros analiza las previsiones sobre la morosidad para 2022.

Los estímulos y ayudas económicas impulsadas por las políticas monetarias centrales implican, junto con la escalada de precios de las materias primas y logística, un crecimiento de la inflación que amenaza con atenuar el esperado crecimiento económico.

Esta situación, acompañada de un mayor endeudamiento y un ajuste de márgenes propiciado por el mayor coste de aprovisionamiento (que no se puede transferir íntegro al cliente), dibuja un escenario futuro cuando menos incierto.

Por todo ello, las previsiones sobre la morosidad para 2022 tampoco son positivas.

Según el último Barómetro de Empresas, elaborado por Deloitte para el diario El País desde 1999, el 62% de los encuestados considera que la economía ha mejorado en el segundo semestre de 2021. Un 51% de las empresas que han participado en el estudio cree que la morosidad aumentará durante el primer semestre de 2022, muy por encima del 4% que espera una disminución.

Los datos de insolvencias y concursos (pese a la moratoria) han empezado a crecer, si bien en términos relativos alto (dado que su punto de partida es muy bajo) de manera absoluta (número de presentaciones) aún en términos poco preocupantes.

Esta situación se ha visto afectada tanto por la moratoria para la obligatoriedad de su presentación como por los estímulos económicos que han permitido el sostenimiento de muchas empresas y autónomos.

Por todo ello, las previsiones de un aumento de morosidad se mantienen altas entre el tejido empresarial. Un 51% de las empresas que han participado en el estudio cree que aumentará durante el primer semestre de 2022, muy por encima del 4% que espera una disminución.

Parece incluso más evidente ese incremento durante el segundo semestre, una vez se empiecen a materializar las obligaciones de devolución de préstamos con garantía ICO.

Fuente: Edición 59 del Barómetro de Empresas elaborado por Deloitte, en el que participa Crédito y Caución como panelista.

¿Qué consecuencias tiene la morosidad en las empresas españolas?

Recientemente, la compañía Intrum ha publicado el Informe Europeo de Pagos. La principal conclusión es que el 42% de las empresas españolas afirma que los impagos le impiden contratar nuevos empleados, aunque dicha cifra ha caído 10 puntos con respecto a 2020, cuando llegaba al 52%.

El abono tardío de facturas y las largas condiciones de pago siguen siendo aspectos problemáticos para el correcto desarrollo de los negocios, con una afectación del 81% y 83%, respectivamente.

Estas cifras van en línea con las principales estadísticas del último Observatorio de Morosidad de Cepyme, publicado a principio de febrero. Así, el 70,5% de las facturas emitidas se abonan con retraso y el periodo medio de pago ha crecido hasta los 82,5 días, por encima de los 60 establecidos por ley. Estos datos evidencian que la reapertura de la actividad no se ha traducido en un impulso del pago de la deuda atrasada.

Este contexto deja patente la necesidad de poner mayor hincapié en medidas para protegerse contra la morosidad, como puede ser el pago por adelantado, las valoraciones de crédito, el seguro crediticio, la petición de garantías bancarias, el ‘factoring’ o contar con el asesoramiento de una empresa especializada en prevención y gestión de impagados.

Todo ello, hace que hoy sea más importante que nunca contar con un aliado como Insure S4 Credit en la gestión financiera y de riesgos.